Desnudando la Psoriasis 1

psoriasis

Hoy se celebra el Día Mundial de la Psoriasis, y como no tenía nada publicado en el blog sobre esta enfermedad que afecta a 3 de cada 100 personas de la población mundial, he decidido hacer algo especial, compartir post con dos profesionales maravillosas a las que aprecio mucho, Elena Saiz e Irene  Gonzalez. Queremos dar un poco de voz a esta enfermedad, que se conozca al desnudo, que cuando pasees por la calle o veas a una persona con placas de escamas, sepas que no es contagioso, que padecen una enfermedad crónica que influye en su calidad de vida,.

La psoriasis es una enfermedad

  • No contagiosa, que hace que se acumulen células dérmicas en la superficie de la piel, produciendo manchas rojas y escamas gruesas que provocan picor, escozor, grietas e incluso dolor. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero se localiza con más frecuencia en cuero cabelludo, rodillas, codos y el torso.
  •  Crónica y visible. Aparece con brotes recurrentes (de semanas o meses) que aparentemente mejoran o empeoran sin un patrón fijo, dejando lesiones llamativas, por lo que muchas personas que la padecen, no quieren mostrarse, se aíslan invadidos por sentimientos de miedo, rechazo y vergüenza, se preguntan “cómo me ven” añadido al “cómo me veo”, sobre todo al inicio de la enfermedad. Es una enfermedad que reduce significativamente la calidad de vida de las personas que la padecen, ya que repercute en los ámbitos físico, emocional, sexual y económico.
  • autoinmune: los linfocitos T (un tipo de glóbulos blancos) atacan a la piel sana como si trataran de combatir una infección o curar una herida. La piel sufre un proceso de recambio continuo en el que las células maduran espontáneamente sufriendo un proceso natural de descamación que no percibimos. Este proceso suele durar aproximademente un mes, las células llegan a la superficie de la piel, donde mueren y se recambian. Pues bien, en la psoriasis, los linfocitos T atacan a la piel sana provocando que las células lleguen a la superficie en unos días en lugar de un mes, por lo que la piel muerta no se puede eliminar con la rapidez suficiente y se acumula en la superficie en forma de placas gruesas y rojas.

Pócimas de Salud (1)

Algunos datos:

La prevalencia mundial de la enfermedad es del 2-3%, es decir,  3 de cada 100 personas, un total de 125 millones de personas y a más de 1.200.000 en España.

El primer pico de la enfermedad se suele producir entre los 15 y 30 años, y el segundo entre la quinta y sexta décadas de la vida, aunque también se dan casos en bebés y ancianos.

Puede aparecer tanto en hombres como en mujeres de cualquier raza o edad, aunque en mujeres aparece más tempranamente, en un 60% de los casos comienza antes de los 30 años.

¿Qué factores pueden desencadenarla o influyen en el inicio o transcurso de la enfermedad?

  • La genética: aproximadamente un tercio de los pacientes tienen antecedentes familiares de psoriasis.
  • El estrés.
  • El frío: en invierno se está más en casa, la exposición moderada a la luz solar puede ayudar a mejorar la psoriasis.
  • La estación del año: mejora en verano y empeora en primavera y otoño
  • Las infecciones tanto víricas como bacterianas: la faringitis streptocócica, los resfriados y otras enfermedades infecciosas provocan respuesta del sistema inmunológico, por lo que aumentan las probabilidades de un brote.
  • Los traumatismos cutáneos: los cortes, arañazos, las quemaduras solares, las erupciones y otras irritaciones que afectan la piel.
  • La obesidad: las placas características de los distintos tipos de psoriasis suelen aparecer en los pliegues de la piel.
  • El consumo de alcohol y tabaco.
  • Medicamentos.

IMG_20171031_103312

¿Qué medicamentos pueden empeorar la enfermedad?

Hay que tener en cuenta que los efectos pueden aparecer semanas o meses después de iniciar la toma.

  • AINE, antiinflamtorios, sobre todo la indometacina
  • Sales de Litio, se utilizan en psicopatías (Plenur)
  • Antihipertensivos: IECA, betabloqueantes, calcioantagonistas (Atenolol Metoprolol, Acebutolol Esnolol. Tinolol Nadolol. Pindolol, Labetalol)
  • Antipalúdicos o antimaláricos  (Resochim)
  • Yoduro potásico
  • Corticoides sistémicos o esteroides
  • interferón alfa

image

¿Cuales son los síntomas de la enfermedad?

Lo más habitual son lesiones elevadas de tamaño variable, enrojecidas y recubiertas de  escamas blancas o blanco grisáceas, nacaradas, secas, poco adherentes, que pueden llegar a producir picor y ardor, grietas y sangrado, dolor, y uñas gruesas con superficie irregular

Estas placas se localizan en codos, rodillas, cuero cabelludo (se extiende más allá de la línea del pelo en la frente, la parte posterior del cuello e incluso alrededor de  las oreja), parte inferior de la espalda e incluso en los genitales e interior de la boca.

Tratamiento no farmacológico:

A parte de evitar los factores desencadenantes, es muy importante seguir el tratamiento. Ya sé que a veces son muy engorrosos, las breas huelen fatal, ¿verdad?, incluso manchan la ropa, pero para mantener a raya la enfermedad se deben aplicar durante tiempos limitados y rotando distintos tratamientos para mantener la eficacia y evitar posibles efectos secundarios.

Aunque se sigan los tratamientos farmacológicos, tu médico también te recomendará cuidar tu piel con:

  • emolientes e hidratantes apropiados, ayudan en el control de la descamación y alivian el prúrito o picor. Es indispensable su uso regular, al menos una vez al día.
  • Queratolíticos: se emplean en lesiones con descamación más intensa. Entre ellos encontramos la urea al 10-20% y el ácido salicílico al 3-5% (no usar en menores de 2 años). Eliminan las células muertas de la superficie cutánea y    reducen la escamación, la disuelven reduciendo las placas. Además también son coadyuvantes, ayudan a la posterior absorción de otros productos tópicos.
  • Protección solar: la exposición al sol tiene en general un efecto beneficioso, pero se deben evitar exposiciones excesivas y quemaduras solares, por lo que siempre se debe utilizar una protección alta, 50+.

Es importante también en los tratamientos tópicos, el número de aplicaciones y el grosor de la capa aplicada, esto afecta al éxito del tratamiento y, su uso continuado logra invisibilizar  las escamas.

Congrats! (1)

Con motivo del Día Mundial de la Psoriasis y como #FarmasPsolidarios, Elena, Irene y yo, hemos querido unirnos a la campaña que se está realizando en redes sociales con esta revisión. Como verás esta es la primera parte, la segunda la publica  Irene en su blog, aquí tienes el enlace .Desnudando la Psoriasis 2

Sólo me queda agradecer a Elena e Irene  su colaboración, juntas, ¡sumamos!. Gracias chicas!!!

Enlaces de interés: 

Asociación de pacientes: Acción Psoriasis

Fuentes:

Kidshealth

Actualización Tratamiento Psoriasis

Estudio epidemiológico de la psoriasis inducida por fármacos

Exacerbación de psoriasis por litio

Anuncios

La Ictiosis y la “niña Sirena”

La niña Sirena

Hace apenas dos semanas se viralizó un vídeo sobre una bebé de 8 meses que nació con una enfermedad llamada Ictiosis. Su piel se renueva a mucha velocidad, 10 veces más rápido de lo normal, por lo que se llena de escamas, que al secarse, se vuelven de diferentes colores, como la de los peces, de ahí el apodo de “niña sirena”.

Las sirenas, esas fascinantes criaturas mitológicas que han formado parte de leyendas de marineros, aparecido en cartas de navegación y en las que aún se creía a finales del Siglo XIX , ya fueron  documentadas por Plinio el Viejo en el siglo I, quien escribió sobre avistamientos de un hombre pez en las costas de Cádiz.  Yo hablaría de “sirenos”, como era conocido Francisco de la Vega en Liérganes. ¿Cual es el masculino de sirena?, ¿hablaríamos de tritones?, según la mitología griega, sí, pero prefiero “sireno”, verás…..

Francisco y María, dos habitantes de Liérganes, un pueblecito encantador del interior de  Cantabria, tuvieron 4 hijos. Uno de ellos, Francisco de la Vega, se hizo famoso  por su gran capacidad de inmersión, aguantaba mucho tiempo bajo el agua del río Miera, por lo que le llamaban “el sireno”. Cuando María enviudó, tuvo que enviar a Francisco a Bilbao para que aprendiera un oficio. Pero la tarde de San Juan de 1674, al irse a bañar a la ría con sus compañeros de taller, desapareció, se sumergió y…. supusieron que se había ahogado. Pasaron los años y en 1679, en Cádiz, unos marineros llevaban unos días avistando algo extraño. Les parecía un hombre que nadaba y se sumergía por grandes periodos de tiempo, así que, decidieron pescarlo. No fue fácil, pero al final capturaron a su preciado pez, un hombre pelirrojo, con piel escamada y uñas desgastadas por la salitre que sólo emitía sonidos guturales, decía: Liérganes. Gracias a esta palabra descubrieron que era aquel muchacho que desapareció en una tarde de San Juan en la otra punta de España.

Las crónicas desvelaban que Francisco de la Vega era un hombre alto, de 1,80 m de estatura, con pelo rojo, uñas desgastadas y eternamente descalzo, portador de un gran cinturón de escamas que le recorrían el cuerpo desde la nuez al estómago.

Los científicos  se preguntaban si había alguna adaptación marina por permanecer tanto tiempo dentro del agua, si las escamas eran un mecanismo de adaptación a ese medio.

Gregorio Marañón, en su libro “Las ideas Biológicas del padre Feijoo” reflejó que “la mudez, tez blanca, pelo rojo, piel escamosa…, probablemente se debían a una enfermedad llamada “ictiosis”, y que la capacidad de sumergirse durante mucho tiempo era una consecuencia de  la insuficiencia tiroidea que parece ligada a las personas que sufren ictiosis.

El personaje real, “el sireno”, existió, no era una criatura mitológica imaginaria.

mermaid-2518986_1920

Al igual que existió “el sireno”, y actualmente se está hablando de “la niña sirena”, hay otra enfermedad que llama la atención relacionada con este fantástico mundo del hombre o mujer mitad pez mitad humano, es la Sirenomelia o Síndrome de la Sirena. Se trata de una malformación congénita en la que las piernas están unidas y simulan la cola de una sirena.

¿Qué es la Ictiosis?

El nombre de Ictiosis deriva del griego icthys, que significa pez.

Es un grupo de enfermedades que se caracterizan por producir escamas visibles en toda o gran parte de la superficie de la piel, debido a un trastorno de la queratinización o cornificación . Pero, ¿qué es esto?. La piel se está renovando constantemente por un proceso de recambio continuo, en la que sus células maduran y van pasando de una capa a otra hasta llegar a la superficie, donde se produce de forma natural la descamación, que en condiciones normales no percibimos o apreciamos.

En ciertas enfermedades este proceso está alterado, ya sea porque hay demasiadas células que maduran a la vez o porque se vuelven perezosas. El recambio se produce a mayor velocidad y en la superficie se van acumulando las escamas. La piel se caracteriza por estar engrosada, ser escamosa, tener una función barrera o protectora disminuida y deshidratada.

Debido a esto, las personas que la padecen necesitan hasta 15 litros de cremas emolientes e hidratantes al mes.

Fuentes:

La “niña sirena” tiene una enfermedad que convierte su piel en escamas

Asociación española de Pediatría AEP Ictiosis