10 Trucos para tener unos labios perfectos ¿Cómo cuidar los labios?

10 trucos para tener unos labios perfectos

¿Te fijas en los labios? ¿Cómo los describirías? sensuales, carnosos, sugerentes, gruesos, voluptuosos, definidos, sedosos, soñadores, finos, sonrientes, rojos, maquillados, callados… forma, sonido y color. La salud de los labios es fundamental porque contribuyen a la alimentación, habla y dan belleza al rostro. Comer, hablar, besar… ¿Cómo los cuidas?

Curiosidades sobre los labios

  • Los labios no sudan, se humedecen por la saliva. Carecen de glándulas sebáceas y sudoríparas, por lo que es fácil que se deshidraten, resequen, agrieten y proliferen microorganismos.
  • La capa córnea es casi inexistente, por lo que no cumple su función de barrera protectora. Esto hace que la piel de los labios sea vulnerable a las variaciones climáticas, y se contraigan y dilaten muy deprisa, produciéndose las temibles grietas y escozor.
  • Están en contacto permanente con el medio externo y, por tanto, con variaciones de temperatura, humedad, microorganismos, roces, restos de comida, humos…
  • Tienen muy poca melanina por lo que su piel no se broncea y se quema fácilmente.
  • Su piel es fina, de ahí el color rojo, se pueden ver los vasos sanguíneos que están debajo. La red vascular es muy importante, favorece la renovación celular.
  • Con los años se afinan. Con el envejecimiento se pierde la flexibilidad de los tejidos, grasa subcutánea y se reduce el volumen de los labios. Asoman las arrugas y pliegues, se alargan las comisuras hacia la mandíbula y aparece esa expresión triste característica y el llamado “código de barras”.
  • Son muy sensibles, contienen muchas terminaciones nerviosas.

Como has visto, los labios son una parte muy delicada de nuestro rostro. La escasa presencia de melanocitos y la incapacidad de aumentar el grosor de su estrato córneo, su epitelio delgado, poca secreción de glándulas sebáceas y sudoríparas, causan vulnerabilidad de la zona labial frente al sol.

¿Sabías que si no se cuidan pueden aparecer afecciones crónicas como la “queilitis actínica”?

 Es una inflamación del labio producida principalmente por la exposición solar que puede llegar a transformase en un cáncer epidermoide.

  • Cursa con: congestión, eritema, vesículas, ampollas, descamación e incluso ulceración, sensación inelástica o apretada del labio, sequedad, aumento de volumen, “esfumación del margen bermellón, áreas atróficas, pliegues marcados, costras, áreas con manchas blancas o, palidez.
  • Su progresión es lenta y se descuida al pensar que son cosas de la edad por lo que es importante vigilar los cambios que indican malignidad como: úlceras recurrentes que no cicatrizan, aspecto parcheado, color rojo y blanco con la pérdida del borde bermellón y la presencia de costras y descamación persistente. Si observas alguno de estos cambios no dudes en consultar con tu médico ya que si se previene a tiempo tiene un excelente pronóstico.

Como ves, no sólo hay que pensar que luzcan bonitos y jóvenes si no también saludables  y para ello necesitan protección constante porque su piel tiene unas características específicas que los hacen extremadamente sensibles y vulnerables al sol. La protección solar que recomendamos a diario también incluye los labios, es una zona olvidada a la que hay prestar atención.

¿Cómo cuidar los labios?

  • Utilizar protección labial a diario durante todo el año para protegerlos de las agresiones externas, viento y frío en invierno y, sol en primavera y verano. Si practicas deportes al aire libre, no olvides la protección labial. Existen gran variedad de productos que actúan como barrera frente a las agresiones externas de frío y calor, además gran parte de ellos incluye en su composición activos que protegen de la radiación solar.
  • Si tienes tendencia a desarrollar con frecuencia herpes labial, utiliza para prevenirlo labiales con protección solar.
  • Conviene evitar quitarse las pieles que aparecen en los labios, ya que forman parte de la capa superficial que los protege y se puede producir irritación e incluso heridas. Para eliminarlas, hay que recurrir a una crema exfoliante suave o exfoliar suavemente con un cepillo que elimine las células muertas, y posteriormente aplicar una crema de efecto hidratante y regenerador para mantener el epitelio labial en estado óptimo.
  • No hay que morderse los labios ni pasarse a menudo la lengua para humedecerlos, ya que la saliva los reseca notablemente. ¡Hidrátalos y protégelos! El protector labial se puede aplicar tantas veces como sea necesario y tiene la ventaja de poder aplicarse en cualquier momento y en cualquier lugar.
  • Evitar el humo del tabaco. Tanto el humo como los filtros de los cigarrillos provocan sequedad en los labios, por lo que las personas fumadoras deben aportar  hidratación extra a esta zona.
  • Los restos de pasta de dientes sobre los labios también son perjudiciales, ya que resecan mucho el epitelio. Por eso, debemos enjuagar bien la boca después del cepillado, ya que esta tarea nos evitará molestias e irritaciones de la zona.
  • Los labiales mates que dan color durante más tiempo resecan mucho los labios al contener siliconas volátiles. Para evitar que se resequen se deben hidratar antes.
  • Si los labios están maquillados, se aconseja desmaquillarlos por separado. Para retirar los restos de rojo de labios, se recomienda un algodón o disco con desmaquillante de ojos. En cambio, si únicamente se utiliza el protector labial, no será necesario eliminarlo, puesto que éste actúa favoreciendo la hidratación de la zona.
  • Los hombres también necesitan protegerse los labios, no sólo es “cosa de mujeres”. La queilitis actínica es mucho más frecuente en hombres que en mujeres, quizás por tener menos cultura de protección solar. Para ellos hay cosméticos labiales de efecto mate, ni se nota que lo llevan aplicado.
  • Si practicas deportes al aire libre (ciclismo, montanismo, esquí…) o trabajas expuesto al frío y/o sol, no olvides hidratarlos y utilizar protección solar.

El-Beso-es-el-contacto-de-dos-epidermis-y-la-fusión-de-dos.fantasías

Te dejo esta frase que me gusta ¡¡¡Que beses mucho!!!

El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías (Alfred de Musset)

Fuentes:

Carcinoma epidermoide del labio: algo más que una úlcera. Dra. Rosa Taberner

Cuidados de los labios. Farmacia profesional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s