La Ictiosis y la “niña Sirena”

La niña Sirena

Hace apenas dos semanas se viralizó un vídeo sobre una bebé de 8 meses que nació con una enfermedad llamada Ictiosis. Su piel se renueva a mucha velocidad, 10 veces más rápido de lo normal, por lo que se llena de escamas, que al secarse, se vuelven de diferentes colores, como la de los peces, de ahí el apodo de “niña sirena”.

Las sirenas, esas fascinantes criaturas mitológicas que han formado parte de leyendas de marineros, aparecido en cartas de navegación y en las que aún se creía a finales del Siglo XIX , ya fueron  documentadas por Plinio el Viejo en el siglo I, quien escribió sobre avistamientos de un hombre pez en las costas de Cádiz.  Yo hablaría de “sirenos”, como era conocido Francisco de la Vega en Liérganes. ¿Cual es el masculino de sirena?, ¿hablaríamos de tritones?, según la mitología griega, sí, pero prefiero “sireno”, verás…..

Francisco y María, dos habitantes de Liérganes, un pueblecito encantador del interior de  Cantabria, tuvieron 4 hijos. Uno de ellos, Francisco de la Vega, se hizo famoso  por su gran capacidad de inmersión, aguantaba mucho tiempo bajo el agua del río Miera, por lo que le llamaban “el sireno”. Cuando María enviudó, tuvo que enviar a Francisco a Bilbao para que aprendiera un oficio. Pero la tarde de San Juan de 1674, al irse a bañar a la ría con sus compañeros de taller, desapareció, se sumergió y…. supusieron que se había ahogado. Pasaron los años y en 1679, en Cádiz, unos marineros llevaban unos días avistando algo extraño. Les parecía un hombre que nadaba y se sumergía por grandes periodos de tiempo, así que, decidieron pescarlo. No fue fácil, pero al final capturaron a su preciado pez, un hombre pelirrojo, con piel escamada y uñas desgastadas por la salitre que sólo emitía sonidos guturales, decía: Liérganes. Gracias a esta palabra descubrieron que era aquel muchacho que desapareció en una tarde de San Juan en la otra punta de España.

Las crónicas desvelaban que Francisco de la Vega era un hombre alto, de 1,80 m de estatura, con pelo rojo, uñas desgastadas y eternamente descalzo, portador de un gran cinturón de escamas que le recorrían el cuerpo desde la nuez al estómago.

Los científicos  se preguntaban si había alguna adaptación marina por permanecer tanto tiempo dentro del agua, si las escamas eran un mecanismo de adaptación a ese medio.

Gregorio Marañón, en su libro “Las ideas Biológicas del padre Feijoo” reflejó que “la mudez, tez blanca, pelo rojo, piel escamosa…, probablemente se debían a una enfermedad llamada “ictiosis”, y que la capacidad de sumergirse durante mucho tiempo era una consecuencia de  la insuficiencia tiroidea que parece ligada a las personas que sufren ictiosis.

El personaje real, “el sireno”, existió, no era una criatura mitológica imaginaria.

mermaid-2518986_1920

Al igual que existió “el sireno”, y actualmente se está hablando de “la niña sirena”, hay otra enfermedad que llama la atención relacionada con este fantástico mundo del hombre o mujer mitad pez mitad humano, es la Sirenomelia o Síndrome de la Sirena. Se trata de una malformación congénita en la que las piernas están unidas y simulan la cola de una sirena.

¿Qué es la Ictiosis?

El nombre de Ictiosis deriva del griego icthys, que significa pez.

Es un grupo de enfermedades que se caracterizan por producir escamas visibles en toda o gran parte de la superficie de la piel, debido a un trastorno de la queratinización o cornificación . Pero, ¿qué es esto?. La piel se está renovando constantemente por un proceso de recambio continuo, en la que sus células maduran y van pasando de una capa a otra hasta llegar a la superficie, donde se produce de forma natural la descamación, que en condiciones normales no percibimos o apreciamos.

En ciertas enfermedades este proceso está alterado, ya sea porque hay demasiadas células que maduran a la vez o porque se vuelven perezosas. El recambio se produce a mayor velocidad y en la superficie se van acumulando las escamas. La piel se caracteriza por estar engrosada, ser escamosa, tener una función barrera o protectora disminuida y deshidratada.

Debido a esto, las personas que la padecen necesitan hasta 15 litros de cremas emolientes e hidratantes al mes.

Fuentes:

La “niña sirena” tiene una enfermedad que convierte su piel en escamas

Asociación española de Pediatría AEP Ictiosis

 

¿No sin mi Tattoo?….. Riesgos de los tatuajes


design-71

Los tatuajes son una práctica  decorativa que, como ya sabes, se ha puesto de moda en la población, produciéndose un aumento entre los más jóvenes, sobre todo en las dos ultimas décadas. Destacar también que un 14%  de la población adulta lleva un tatuaje.

Vivimos en una sociedad donde la apariencia es importante y decorarse el cuerpo con tatuajes es sinónimo de belleza, pero hay que tener en cuenta que el cuerpo es el material sobre el que se pinta. Aparentemente parecen inocuos, pero los últimos estudios indican lo contrario.

Pero ¿Qué es un tatuaje?

Es un dibujo grabado en la piel que se realiza por repetidas punciones producidas por una aguja, podríamos decir que es una herida punzante en las capas profundas de la piel por introducción de tintas con una aguja que llega hasta la dermis, motivo por el que perduran en el tiempo.

¿Cómo reacciona la piel?

La piel se inflama como mecanismo de adaptación, la han agredido y debe recuperarse mediante el proceso de cicatrización, que tiene una duración aproximada de 15 a 20 días.

La introducción de tintas dentro de la piel puede producir reacciones alérgicas a los colorantes que componen la tinta, destacando los verdes y rojos como más problemáticos porque pueden reaccionar con la luz del sol. Así que ya sabes, toma nota, ojito con las zonas descubiertas, y ponte protección solar.

La CE advierte de la posibilidad de sufrir alergias o hipersensibilidad incluso a largo plazo, pueden aparecer décadas después. ¿A que no lo relacionarías con el tattoo que te hiciste hace 20 años?.

En este proceso se puede producir la entrada de microorganismos e infectar la piel tatuada, de ahí la importancia de elegir bien el sitio donde te realicen el tattoo, que cumplan unas medidas de asepsia adecuadas y utilicen material desechable, no quiero ni imaginar qué pasaría si no fuera así, pobre de ti (VIH. hepatitis…).

¿Qué pigmentos se utilizan?

El 80% de los pigmentos son orgánicos y de ellos, un 60% son de tipo azoico. Los azoicos, al ser expuestos al sol, pueden degradarse liberando aminas, sustancias potencialmente cancerígenas (se han vinculado, por ejemplo, al cáncer de vejiga).

Las tintas además de pigmentos también contienen conservantes, impurezas  y productos que pueden ser tóxicos, como el dióxido de titanio, muy usado para blanquear los tatuajes o darles brillo y sombras; Níquel, Cobalto, Cromo, además del carbono que se utiliza para el color negro.

Último estudio

Un grupo de científicos alemanes y holandeses, han publicado hace unos días, en Scientifics Reports, un estudio realizado post-mortem, que demuestra que partículas muy pequeñas (nanopartículas) de tinta viajan por el cuerpo hasta que llegan a depositarse en los ganglios linfáticos. Es la primera evidencia del transporte de diversos pigmentos orgánicos e inorgánicos y sustancias tóxicas desde la piel a los ganglios, pudiéndose observar que el dióxido de titanio en el rango de nanopartículas consigue llegar a los ganglios linfáticos.

¿Sabías que en la dermis transcurren vasos sanguíneos y linfáticos?. Al inyectar la tinta, el sistema inmunológico (el que nos defiende de las agresiones externas) ve a los pigmentos como un elemento extraño y los macrófagos los fagocitan pudiéndolos llevar a los ganglios linfáticos cercanos.

¿Qué consecuencias tiene?

El depósito de pigmentos en los ganglios puede dar un falso positivo en las pruebas de detección de células cancerígenas, como la del ganglio centinela.

Al quedar retenidos ahí, la exposición a estas sustancias sería durante toda la vida y se desconocen las reacciones a largo plazo.

Si quisieras quitarte el tatuaje, a parte de su dificultad, cabría la posibilidad que, en la manipulación, partículas pequeñas viajaran a los ganglios. Aunque te lo quites, las sustancias ya estarán depositadas de por vida en tus ganglios.

Bueno, no me extiendo más. Sólo recordarte que, ” antes de dibujar tu piel pienses que es para toda la vida”. ¡Ah! y si decides hacerlo, busca un centro homologado, lo barato te puede salir muy caro.

Decirte que, ¡me encanta que te informes!. Cualquier duda, ya sabes, pregunta, estaré encantada de contestarte.

Fuentes:

Synchotron based XRF mapping an micro-FIRT microscopy eneable to look into the fate and effects of tattoo pigments in human skin. Scientific Reports 7, art n:11395 (2017)