¿Las vacunas Funcionan?

 

Las-vacunas-funcionan

¿Te preguntas si las vacunas son necesarias? Quizás pienses que no son seguras o que es mejor pasar una “fiesta de la varicela”, o para qué vacunarte de enfermedades prevenibles con poca incidencia en tu país. Querrás salir de dudas, ¿verdad?.

¿Son necesarias las vacunas?

Las vacunación evita de 2 a 3 millones de muertes anuales en todos los grupos de edad y nos protegen de 26 enfermedades. Si mejorara la cobertura de vacunación, es decir, si se vacunaran más personas, podrían evitarse otros 1,5 millones de muertes. Si no se mantienen las tasas de vacunación (la llamada inmunidad colectiva) estas enfermedades prevenibles volverán, reaparecerán rápidamente. Sin ir más lejos, mira lo que está pasando con el sarampión en Europa, los casos aumentaron un 400% en 2017 por la existencia de comunidades que no se vacunan.

La respuesta es SI, las Vacunas Salvan Vidas. Previenen enfermedades y permiten reducir la propagación de la resistencia a antibióticos al evitar que llegue a producirse la enfermedad.

¿Tengo que vacunarme de enfermedades que no se ven en mi país?

Cada vez viajamos más y las enfermedades no conocen fronteras, se propagan de un país a otro produciéndose contagios en no vacunados. Aunque no seas Willy Fog debes protegerte, ya que al hacerlo también estás protegiendo a quienes te rodean.

Vacunarse es un acto de solidaridad que está en tu mano.

¿Es mejor la inmunidad proporcionada por las vacunas que por las infecciones naturales?

Con esto te contesto a lo de la “fiesta de la varicela” u  otras fiestas de “inoculación”, padres que exponen a sus hijos a la enfermedad “natural” para que ese inmunicen, una autentica salvajada.

Las vacunas interaccionan con el sistema inmunitario produciendo una respuesta similar a la generada por las infecciones naturales pero sin causar enfermedad ni producir complicaciones. El precio a pagar, por pasar la enfermedad a lo “salvaje”, puede ser defectos congénitos en la rubéola, cáncer hepático en la hepatitis B, muerte por complicaciones en el sarampión, cáncer de cuello de útero, ano, pene y oro-faríngeo por el Virus del Papiloma Humano, sordera y retraso mental en la meningitis

Si quieres saber cómo funcionan las vacunas, lee este cuento “Con V de Vacuna” , donde cOcO y Alicia se adentran en el mundo de las vacunas.

Aquí tienes algo más gráfico, no quiero aburrirte mucho. Encontrarás los beneficios de la vacunación y las tasas de cobertura.

Las-vacunas-funcionan

Como ves la tasa de cobertura en niños en España es alta, un 95% pero en el adulto la cosa cambia ¿Te has fijado que sólo es de un 57%? Las vacunas no son sólo cosa de niños, los adultos también tenemos calendario de vacunación. ¿Cómo llevas tu calendario de vacunación? ¿Lo tienes al día?. No sé, espero que sea por desinformación o porque vas poco al médico y no te lo recuerda.

Te dejo aquí un par de enlaces donde puedes consultar tus dudas sobre vacunación CAV (Comité Asesor de Vacunas) Asociación Española de Vacunología.  

Y un por favor, si tienes dudas pregunta a un profesional sanitario, no te creas todo lo que lees en internet.

10 gramos de Prevención equivalen a un Kilo de curación

Fuentes:

OMS

Anuncios

Trumenba. La nueva vacuna frente a la Meningitis B

Trumenba-vacuna-meningitis-B

¿Te suena la vacuna Bexsero? ¡sí! ¿verdad? la vacuna que previene la Meningitis B desabastecida durante meses… pues ahora contamos con una vacuna más para protegernos, Trumenba. ¿La conoces? ¿Quieres saber más sobre ella?

¿Qué es Trumenba® y para qué se utiliza?

Es una nueva vacuna que protege frente a la meningitis B,  enfermedad meningocócica invasiva (EMI)  causada por un grupo de bacterias llamadas Neisseria meningitidis del grupo B.

La Meningitis es una enfermedad infecciosa poco frecuente pero, de terribles consecuencias, puede causar la muerte en uno 1 de cada 10 casos producidos y dejar secuelas como sordera y retraso mental en 1 de cada 20.

¿Qué significa que la enfermedad es invasiva?

Una enfermedad se considera invasiva cuando la bacteria se propaga por el cuerpo provocando infecciones graves, como la meningitis (infección de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal) y septicemia (infección de la sangre).

Esta bacteria se transmite a través del aire y por contacto: besos, tos, estornudos, pasa a la nariz y faringe asentándose en ella. Si consigue superar el escudo protector del Sistema Inmunitario se puede desarrollar la enfermedad, que cursa en 1 de cada 50 con sepsis (infección de la sangre) y meningitis (infección de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal), y en 1 de cada 20 causa rápidamente sepsis antes de llegar a las meninges (llega a la sangre afectando a todos los órganos produciendo un fallo multiorgánico de fatal desenlace, la muerte).

¿Desde cuándo se utiliza Trumenba?

Esta vacuna lleva comercializada en EEUU desde octubre de 2014, tras la autorización por parte de la Food and Drug Administration (FDA) y, desde mayo de 2017 en Europa tras el visto bueno del Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). En España sido autorizada recientemente por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) .

¿Cómo actúa Trumenba?

Quizás te sea más fácil entenderlo con un cuento. Echa un vistazo a con “V de Vacuna”, un cuento donde cOcO y Alicia, sus protagonistas, te enseñan cómo funcionan las vacunas.

¿Para qué edades está indicada la vacuna?

 Desde los 10 años y sin límite máximo de edad.

¿Cuál es la pauta de vacunación?

En la ficha técnica se recogen las dos opciones: 2 o 3 dosis, pero el Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) recomienda usar la pauta de 2 dosis en adolescentes sanos y la de 3 dosis en aquellos con factores de riesgo.

  • Pauta 2 dosis: 0 y 6 meses
  • Pauta 3 dosis: 0, 1-2 y 6 meses

¿Se puede administrar junto a otras vacunas?

 Sí, se ha probado su compatibilidad con las siguientes vacunas: Tdpa/VPI, vacuna tetravalente frente al VPH (VPH4), Tdpa y vacuna conjugada tetravalente frente a los meningococos ACWY.

¿Y los efectos adversos?

Los efectos adversos más frecuentes de Trumenba (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas) son: dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, cansancio, escalofríos, diarrea, náuseas (ganas de vomitar) y dolor de músculos o articulaciones.

¿Está financiada?

No, como Bexsero sólo está financiada en los siguientes grupos de riesgo:

  • Las personas que han sufrido un episodio de EMI deben vacunarse frente a meningococo de serogrupos B y C, independientemente del estado previo de vacunación. Tras realizar una valoración de la situación epidemiológica se podrá considerar la administración de una vacuna conjugada tetravalente (frente a serogrupos A, C, Y y W) en lugar de la vacuna conjugada frente a serogrupo C.
  • En el caso de los contactos estrechos de un caso de EMI por serogrupo B, sólo se vacunarán si además son personas de riesgo.

Su precio es de 106,15 €

¿Necesita receta?

Todas las vacunas necesitan receta médica aunque no estén financiadas. Es obligatorio presentar la correspondiente prescripción para poder retirar la vacuna de la farmacia.

Sólo recordarte que Las Vacunas Salvan Vidas

Si tienes alguna duda, no te quedes con ella, pregunta a tu médico, farmacéutico o enfermero e infórmate consultando fuentes fiables como:

  • CAV AEP  Comité asesor de Vacunas, donde puedes realizar cualquier tipo de consulta sobre vacunas.
  • AEV Asociación Española de Vacunología

image

Fuentes:

CAV AEP

Ficha Técnica

 

Con “V” de Vacuna

Las vacunas salvan Vidas
Las vacunas salvan Vidas
cOcO y la vacuna del Meningococo. Un cuento sobre las vacunas

 

-¡¡¡Mamááá!!!  ¡¡¡Otra inyección, NOOOO!!! ¡¡¡No quiero que me pinchen, después me duele el brazo!!! ¿Por qué tengo que ponerme la vacuna?  ¡¡Me da miedo, buaaa!!

¿Te suena?. Seguramente habrás oído esto más de una vez. ¿Sabes qué contestarle? ¿Qué te parece contárselo como un cuento?. Aquí te dejo uno donde sus protagonistas, cOcO, la bacteria molona, y Alicia, una niña pelín miedica a la que no le gustaban los pinchazos, recorren un maravilloso mundo, el de la inmunidad.

No conseguía dormir y sería muy tarde ya. Oía a sus padres hablando en la cama, acababan de acostarse. Una jeringuilla y su gran aguja se paseaba todo el rato por su cabeza. ¡Mañana toca vacuna! De repente, sin más,  se vio en el la puerta de la consulta hablando con un bicho azul, dentudo y de cara simpática.

-¡Hola! Me llamo cOcO…, ¡ejem, ejem! “Meningo” -cOcO… – le dijo el bicho azul.

– ¿Coco? ¿Eres el coco de “duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco…“? ¿Me comerás? – contestó Alicia a esa cara risueña que le guiñaba un ojo.

Las vacunas salvan Vidas. Meningococo

“¿Cómo he llegado hasta aquí y quien es este bicho?”, pensó Alicia.

-¡Oh! Jejeje. Casi, casi… Soy un bichito muy, muy pequeño, tan pequeño que no me ves. Me gusta vivir en la garganta y nariz de las personas, y con un ¡Atchís!, ¡coff, coff…! o un ¡muacc! salgo de mi escondite y ataco a otra.

-Si eres tan diminuto, ¿cómo puedes entrar?.

Las vacunas Salvan Vidas

Coco no paraba de gesticular, abrió los ojos como platos sorprendido por la pregunta.

– A ver, como ya te he dicho, vivo en la nariz y la garganta de algunas personas, sin hacerles daño porque tienen unos escudos protectores. Verás, te cuento:

 Los mocos y unos pelillos que hay en la nariz me pueden atrapar y no me dejan pasar a otras partes del cuerpo. Cuando intento entrar me recibe un ejército de soldados, tan diminutos como yo, que están muy hambrientos y no son nada “tiquismiquisss”. ¡Ñam-ñam!, se comen todo lo que no conocen. Los llaman “fagocitos”. Aquí empiezan mis problemas…Como no nos han presentado, corro mucho peligro. Soy pequeñito pero matón, ¡jeje! A veces gano a los soldados fagociteros y me escapo a darme una vueltecita por el cuerpo.

Cómo se contagian los virus y bacterias. Vacunas

-¡Ohhh! Y ahora, ¿qué daño puedes hacer?.

-¡Chissst! Escucha, que no he acabado mi aventura. Resulta que si te han vacunado, me espera un escuadrón de los llamados “linfocitos” dispuestos a atacarme con sus mejores armas, las llaman anticuerpos. Ya ves, sólo el nombre da miedo, anti -cuerpos, “anti Mi cuerpo”, contra mí, que soy el malo de la peli…. ¡Es el fin!.

Pobre cOcO, temblaba al contarlo, se tapaba hasta los ojos.

-¡Bah! Entonces no eres tan malo, no puedes hacerme nada.

-J¡ijiji! Una cosita ¿Estás vacunada?

-No quiero ponerme la vacuna, dueleeee y me dan miedo las agujas, los pinchazos, la enfermera.

-Pues si no tienes la vacuna puedo hacerte mucho daño en pocas horas. Me encanta producir grandes dolores de cabeza, temblores escalofriantes, vómitos (puaffggg), retorcer cuellos (estará tieso y arqueado hacia atrás), mucha mucha fiebre, decorar con manchitas rojas la piel y, ¡tachán! respirarás muy rápido… El final es triste, puedes morir, quedarte sorda o si daño tu cerebro, disminir inteligencia.

-¡Aghggggh! ¡Glup! Eso es terrorífico. ¿Y la vacuna puede acabar contigo, Coco? Tengo curiosidad por saber cómo lo hace.

– Claro, la vacuna es mi mayor enemigo. Te lo voy a contar porque eres una niña curiosa y porque no es ningún secreto que las vacunas salvan vidas.Antes de que te lo cuenten mal prefiero que lo conozcas de primera mano.

  • La vacuna está hecha de pequeñísimas partes de “mi cuerpo serrano” o de mi cuerpo enterito pero debilitado (me dejan bien atado, hasta me ponen un bozal, menudo muermo de bicho). ¡Jejeje! Si te lo inyectaran entero, sin todas esas maldades que me hacen, podrías ponerte enferma y ya sabes lo que pasaría.

Untitled design

–  ¡Ohhh! Pobrecito, te trocean o te amuerman.

– Sigo contándote cómo funcionan las vacunas. Escucha.

  • Al pincharte la  vacuna, paso a tu sangre y me encuentro con un control. ¡Alto!, ¿Quien eres tú, intruso? – me dicen los soldados Linfociteros. No me dejan circular hasta que me presente. – “Hola soy cOcO”. Son muy desconfiados, no hay quien los engañe, hasta me sacan fotos y parece que no les molo mucho (joooo, no soy tan feo).
  • Los soldados empiezan a investigar. Buscan en todos sus archivadores y no me encuentran. Me retienen y empiezan a fabricar armas para acabar conmigo,  las prueban todas hasta que consiguen los Anti “Mi” cuerpo serrano, por eso la vacunas tarda un poco en hacer efecto.

Anti _Mi_ Cuerpo

  • A partir de ese momento, si apareciera un menigococo enterito, vivito y coleando (son igualitos que yo), como ya tienen mi foto y soy un intruso, le atacarían rápidamente y ¡adiós amigo, pasaste a la historia! Un coco menos capaz de producir una enfermedad mortal.
  • Empiezan a bombardear ¡boom ¡boom! con sus anti Mi cuerpo serrano, y harían diana en el intruso. Le dejan bien marcadito, lleno de señales que llaman la atención de los soldados fagociteros para que le coman y menudos lobos están hechos.

-Para mi, querida Alicia, es una pena que estos soldados sean unos listillos y  aprendan tan rápido… además tienen una memoria muy grande, se acuerdan de todo y están bien entrenados para ello.

No pasarás algunas enfermedades si te vacunasRecuerda_ CON V DE VACUNAS estás salavado

-Coco, gracias. Ya no tengo miedo a la vacuna. Lo siento por ti, eres un bichito tan encantador….. pero he cambiado de opinión, me vacunaré. Total es sólo un pinchacito a cambio de no pasar esa enfermedad tan terrible. El mundo de los bichitos y las vacunas es…. ¡fascinante!.

-¡Ains! ¡Cuánto me queda por aprender y qué mal se pasa cuando no conoces algo!.

-Debes saber que las vacunas a veces producen una pequeña reacción. El dolor del pinchazo ya lo conoces; se te puede poner la zona un poco abultada y doler unos días, y en mi caso, que si no, no me quedo contento, ¡jijiji! darte un pelín de fiebre, nada que el jarabe que te recete tu médico no pueda solucionar.

-¡Bua! si es sólo eso… no pasa nada. Me lo pasaré pipa pensando todo lo que está pasando dentro de mi cuerpo… Batallones de soldados comilones en plena lucha venciendo a un gran enemigo. Gracias cOcO, amigo, no te he hecho una foto pero me acordaré de ti en las próximas vacunas.

El sol entró por la ventana despertando a Alicia  ¿Qué había pasado? ¿Fue un sueño? No, no lo fue, conoció bien a cOcO, un amigo que le explicó que

“Vacuna” se escribe con V  de Victoria. “Con V de VACUNA estás salvado”

Recuerda mantener al día el calendario de vacunación de tus hijos y no te olvides del tuyo: los adultos también tenemos calendario de vacunación, ¿lo sabías?.

Te dejo dos enlaces donde puedes consultar cualquier tema referente a las vacunas:

Asociación Española de Vacunología

Comité Asesor de Vacunas. Asociación Española de Pediatría

¿Te ha gustado? Espero que sí. Recuerda que las Vacunas Salvan Vidas